Las técnicas criminológicas del siglo XXI pueden ser aplicadas retrospectivamente