Objetos malditos: el cráneo de Bettiscombe, el vestido de Anne Baker y el baúl de Cooley