Salen a la luz unas imágenes inéditas de Hachiko, el perro que esperaba a su dueño cada día