Extremadura, el epicentro de la leyenda de la 'Diabla': un ser mitad humano, mitad cabra