Los expertos "no descartan que el SARS-CoV-2 haya sido manipulado para fines dañinos"