Así se vive en primera persona un peligroso rescate de los guardacostas gallegos