Mucho brillo y diversión, en 'Gipsy Kings'