“A los que luchamos por una enfermedad real nos tratan como a Paco Sanz”