La ‘Marea Granate’ defiende los derechos de quienes emigran