Manuel Valls, entre las cuerdas por su pasado: expulsó a 5.000 gitanos en Francia y fue acusado de “racista”