Reikiavik está calentado con agua caliente