En España, hay cerca de tres millones de armas de fuego