Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Corea ya tiene a su bicampeón del mundo del videojuego League of Legends

El primer gran mundial de League of Legends celebrado en Europa pone su punto final con la victoria de SK Telecom T1 ante sus compatriotas coreanos, los 'rookies' de Koo Tigers, en el Mercedes Benz Arena de Berlín por 3-1. Un evento deportivo que ha reunido a aficionados de los cinco continentes en el corazón de Europa y que demuestra la madurez de la escena de los eSports en el viejo continente.

El equipo coreano SK Telecom T1 ya puede presumir de haber conseguido un hito sin precedentes en el mundial de League of Legends. Una victoria que trasciende más allá de la escena europea de los deportes electrónicos (eSports), y es que el equipo, capitaneado por la veteranía de Faker y Bengi, ha conseguido su segunda estrella en la gran final jugada al mejor de cinco partidas en Berlín, en su partido contra Koo Tigers, club que debutaba este año en la cita mundialista. El encuentro llegó hasta la cuarta partida, dejando a los aficionados con las ganas de un último y decisivo enfrentamiento que hubiera hecho las delicias de los presentes en el estadio anfitrión del Eurobasket.

Así fue la gran final
SK Telecom T1 comenzó liderando la eliminatoria desde el primer enfrentamiento. Una partida que estaba prácticamente decidida poco antes de la media hora de encuentro, tras la que Koo Tigers solo pudo alargar su agonía. En el segundo enfrentamiento los 'novatos' jugaron mejor y la partida fue más ajustada. Aun así, SKT daba el golpe encima de la mesa para poner el 2-0 en el global reduciendo las posibilidades de Koo. El primer equipo en ganar tres partidas se llevaba el mundial a casa, así que fue en este tercer enfrentamiento en el que Koo Tigers dejó claro que no quería quedarse fuera tan pronto. Sus jugadores lo hicieron mejor esta vez, aunque SKT lo intentó y alargó la tercera partida, pero finalmente no consiguieron evitar el 2-1. Fue sin duda la partida que más disfrutó el público, que venía cómo Koo Fighters se venía arriba y prometían luchar por la copa hasta el último enfrentamiento. Pero los coreanos se desinflaron ante sus compatriotas en el cuarto encuentro que se convirtió en el último y brindó la victoria a SKT y el segundo mundial para Faker y Bengi.
De los fuegos artificiales a las lágrimas de Faker
En una ceremonia más descafeínada de lo que Riot nos tiene acostumbrados (y es que el nivel está bastante alto), los jugadores de SKT acariciaron su segundo trofeo de campeones del mundo con esa característica falta de entusiaso que caracteriza a la mayoría de los 'players' coreanos. Y eso que, además de la copa y los vítores, se llevan a casa un millón de dólares estadounidenses. Hubo fuegos artificiales, eso sí, pero muchos aficionados echaron de menos la tradicional lluvia de papel que espectaculariza todas las fotos. Concentrados hasta el último momento, solo se desmelenaron para lanzar gorras serigrafiadas al público. Después abandonaron el escenario entre aplausos para contestar a las preguntas de la prensa. Allí se soltaron con los periodistas y contestaron todas las cuestiones que se hicieron en la sala, ya que no hubo hueco para entrevistas personales. Hubo de todo, desde las más deportivas hasta la quiniela sobre qué campeones serán los próximos en tener 'skins' del mundial.
MDSPGL20151031_0007
Eso sí, las palabras más repetidas durante la rueda de prensa fueron de agradecimiento, sobre todo hacia los fans. Ya lo dejó claro MaRiN cuando un compañero de la prensa le preguntó qué había significado para él ganar en Europa: "Ha sido nuestra primera vez en Europa y estamos muy emocionados de este viaje. Hemos visto el apoyo de los fans y hemos disfrutado mucho".
Faker, el jugador más aclamado por los miles de fans que abarrotaron el Mercedes Benz Arena durante la final, incluso llego a soltar alguna lágrima sobre el escenario durante la entrevista que cerró la emisión televisiva. Se emocionó y le costó seguir respondiendo a las preguntas de Eefje 'sjokz' Depoortere. Una situación nada habitual a la que el público respondió con una gran ovación. Ya en la rueda de prensa reiteró que "volver a ganar el mundial aquí ha sido un gran logro, pero es solo uno de los grandes momentos que van a vivir los eSports en el futuro".
Y esta vez no lo dice un servidor, quien ha visto cómo en cuatro años la escena europea de los deportes electrónicos se ha convertido en un sueño para cualquier aficionado a los eSportsl; lo dice Faker, bicampeón del mundo y uno de los jugadores en activo más populares del deporte digital. Si sus predicciones son tan acertadas como sus movimientos en el terreno de juego, no podemos sino esperar con entusiasmo a que los eSports sigan creciendo. De momento, lo vivido en Berlín, promete un futuro muy interesante.
¡Las fotos de los 'cosplayers' en Berlín!
MDSPGL20151031_0005