Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Elpidio Silva: "El caso Blesa tiene elementos relacionados con el tráfico de armas"

Elpidio José Silva, juez granadino conocido por encarcelar a Miguel Blesa, viaja con Risto. No cree que los errores judiciales sean definitivos sino una variable más entre muchas otras. Socialista de corazón, está desencantado con el poco poder judicial que hay en España. AQUÍ LA CHARLA ÍNTEGRA.

Risto: ¡Elpidio José Silva!
Elpidio: ¿Qué tal?
Risto: ¿Cómo estamos?
Elpidio: Hola, muy bien.
Risto: Encantado de conocerte.
Elpidio: Igualmente.
Risto: ¿Te llamo Elpidio, José o Silva?
Elpidio: Elpidio está bien.
Risto: ¿Sí?, ¿Señoría?
Elpidio: No, no, señoría no que eso es para el ejercicio del cargo.
Rsito: ¿Qué te parece el sillón?
Elpidio: Me parece un asiento, un sofá espléndido. Un lugar adecuado para viajar. Un color divertido, abierto y muy dinámico.
Risto: ¿Te lo pondrías en tu casa?
Elpidio: No es descartable. Habría que tener en cuenta algún tema de color pero además el beige es para plantear el tema de la justicia, discretamente.
Risto: Perfecto. ¿Dónde estamos?
Elpidio: Ahora mismo estamos en el Ateneo de Madrid, donde hice mi tesis doctoral, mi tesis de grado, he preparado oposiciones y he hecho de todo. Es un lugar indispensable para la gente que nos hemos dedicado al estudio y a profundizar.
Risto: El silencio ha formado parte de tu vida.
Elpidio: En mi vida, desde el punto de vista del silencio, lo primero que recuerdo es el deporte. Una pelota, en el tenis de mesa sonando en un espacio reservado. Con dos jugadores y ese 'tic tac' es mi primer recuerdo relacionado con el silencio. El tenis de mesa es un deporte que requiere mucha concentración y los que hemos practicado ese deporte a muy alto nivel, valoramos que todo esté en silencio y que puedas concentrarte en el juego.
Risto: ¿Qué significa muy alto nivel, qué hiciste?
Elpidio: En el tenis de mesa prácticamente hice todo. Quedé campeón de Jerez, de Cádiz y después de Andalucía. Campeón nacional. Después estuve en la Selección Española. En el deporte, dese mi punto de vista, lo fundamental es el juego limpio. Respetar las reglas y respetar al contrario sin que eso merme tu competitividad y tu capacidad de lucha.
Risto: Ahora tienes un partido muy duro que jugar...
Elpidio: Es un partido en el que la diferencia con el tenis de mesa es que, desgraciadamente, no hay juego limpio. Esa es la pura verdad.
Risto: ¿A qué responde esa forma inadecuada de operar, cuál es el motivo de que un señor se ponga a circular en contra dirección?
Elpidio: La mala gestión bancaria la intención que puede tener es muy variada. En el caso del crédito a Diaz Ferrán lo que se estaba indiciando es un trato de favor descarado a un señor que es miembro del consejo de administración. Estos eran los indicios que aparecían.
Risto: ¿Era miembro del consejo de administración del mismo banco que le estaba prestando el dinero?
Elpidio: Claro. Alguien que tiene esa posición económica tampoco se entiende que pida dinero precisamente en el banco donde es un miembro del consejo de administración.
Risto: ¿Eso está permitido, que un miembro del consejo de administración de un banco pida un crédito en el mismo banco en el que se supone que está asesorando?
Elpidio: En principio está permitido pero con muchas cautelas. Hay que extremar las cautelas porque una caja está muy desvalida, estaban, porque hay que hablar en pasado.
Risto: Se pedía cualificación técnica económica para estar en esos consejos o en esos órganos de gobierno?
Elpidio: Normativamente no. Eso es muy desafortunado y de hecho hay personas que no tenían la más mínima formación para llevar a cabo un control de un negocio tan complicado como el negocio bancario. Si empieza a prestar y mover dinero de cualquier manera te llevas por delante la entidad.
Risto: ¿Y no puede ser simplemente un problema de incompetencia?
Elpidio: Cabe la posibilidad de que haya un problema de incompetencia y nada más. Pero en las cajas hay mucha gente y muchos comités: el financiero, el de riesgo, de control, de cumplimiento, etc. Hay muchísimas personas y muchísimo asesoramiento. Cuando la incompetencia es consciente, no es incompetencia es que no lo quiero hacer bien.
Risto: Si la incompetencia es tan clara y de manera consciente es una irresponsabilidad, y por tanto, tiene que tener sus consecuencias. ¿Por qué la audiencia te dice que no puedes reabrir ese caso?
Elpidio: Es un misterio. Me dijeron que yo no debía seguir conociendo de la causa del caso Blesa ni del Banco de Miami porque se inventa que yo tenía malas relaciones con Miguel Blesa.
Risto: ¿Lo conoces personalmente?
Elpidio: Lo conozco porque lo he visto cuando declaraba en mi juzgado.
Risto: Que no es la mejor manera de conocer a alguien.
Elpidio: Claro. No le conozco de nada.
Risto: ¿Por qué lo envías a prisión?
Elpidio: Fundamentalmente porque hay unos indicios que me parecen gravísimos de criminalidad en relación a la compra del Banco de Miami. No solamente los veo yo. La compra del Banco de Miami es detectada con alertas de incumplimiento muy importantes por la máxima autoridad bancaria norteamericana. Y cuando le pregunto al imputado, Miguel Blesa, que me explique, dice que no quiere declarar. Solo declara las preguntas de su abogado y a mi modo de ver le dejaron en evidencia. No tenía la más mínima coartada para comprar esa entidad y el riesgo que se estaba generando en cuanto a la posibilidad de manipulación de pruebas y riesgo de fuga, implicaba necesariamente el ingreso en prisión.
Risto: ¿Y no había una cierta necesidad de hacer un castigo ejemplar?
Elpidio: La prisión preventiva no está dotada en nuestro sistema jurídico para castigar, sino para prevenir. Las diligencias de pruebas podían ser afectadas pero en mi caso se pusieron en riesgo efectivamente.
Risto: Ahí es donde surgen los famosos correos de Blesa.
Elpidio: Que no son de Blesa, son de Caja Madrid.
Risto: Bueno pero los escribía él, ¿no?
Elpidio: Si pero pertenecen a la entidad, son de Caja Madrid. Son como los correos que cualquier empleado está moviendo en su empresa. No son de él, son de la empresa. Esos correos ponen de manifiesto que el presidente se está dedicando a cosas que no tienen nada que ver con la entidad. Hay muchos correos que contienen infracciones clarísimas de normas de protocolo bancario muy importantes. Hablo como imputado porque como se me imputa por prevaricar por ingresarlo en prisión, me tengo que defender. Es que es una aberración tan profunda pensar que yo pude haber prevaricado. Los indicios que aparecían aquí eran tremendos, si estas actividades supuestamente delictivas estaban ligadas con el hundimiento de Caja Madrid y yo entiendo que ese hundimiento es la clave para determinar que acabamos en un rescate bancario que por ahora puede haber costado a España 60 mil millones de euros si hablamos solo de dinero.
Risto: Tú te das cuenta de que tienes entre manos el epicentro de la crisis de este país. Personalizado en unas pocas personas, entre ellas el señor Blesa.
Elpidio: Es una diligencia más. El presidente de la entidad pero hay todo tipo de personas que podrían estar implicadas.
Risto: Pero ya hay nombres y apellidos detrás.
Elpidio: Sí, sin duda. Es evidente que la situación de libertad de Blesa actualmente es difícilmente explicable a la Comunidad Internacional. Si alguien presta mal una vez, habrá ver que si lo ha hecho dos. Habrá que mirar si alguien conduce mal o viola una vez. En el mundo del delito, los que nos dedicamos él sabemos que es muy difícil pillar a la gente el día del estreno.
Risto: Es como un gatillazo, ¿no? Es la primera vez que me pasa... y dices no.
Elpidio: Si prestas dinero mal e igual miras y solo ha sido esa vez. Pero a mí todavía no me ha pasado. En el caso Blesa se tendría que investigar en relación con posibles ventas o tráficos de armas que hay por ahí.
Risto: ¿Hay elementos de tráfico de armas?
Elpidio: Hay elementos que tienen que ver con el tráfico de armas. Hay indicios y habrá que investigarlo. Después nos vamos a algunos vericuetos extrañísimos según los cuales hay empresas de tráfico de armas radicadas en Miami con el mismo representante que el banco de Miami, que es el banco que se compra por Caja Madrid. Y esto lo metemos en el ámbito de una situación que en el suelo de los Estados Unidos de América se están llevando operaciones de venta de armas posiblemente a países que no son países que estén dentro de las mejores relaciones de amistad con Estados Unidos, evidentemente provoca una situación realmente grave.
Risto: Estás poniendo tres cosas de manifiesto. La primera es la gestión posiblemente delictiva de una caja que además ha sido nacionalizada y es de todos. La segunda, el tema de actividad delictiva relacionado con el tráfico de armas y entiendo que debe implicar a gente muy poderosa de este país.
Elpidio: Sí, un espectro variado de personas.
Risto: Gente importante. Porque los curritos no son los principales responsables. Y la tercera, tiene que ver con el funcionamiento de la justicia en España.
Elpidio: Es que aquí lo triste es que la noticia ya no sé hasta qué punto es el caso Blesa. La noticia es la impunidad.
Risto: Efectivamente.
Elpidio: Corruptos hay en todos los países. Posibles delincuentes corporativos hay en todos lados, lo que hay que hacer es trabajarlo y perseguirlos. Aquí, la noticia en España es que por algún motivo la justicia no es eficaz.
Risto: ¿Crees que hay división de poderes en España?
Elpidio: No. En España no es que haya poco equilibrio de poderes, que hay muy poco, porque al juez le puede atacar el fiscal, el Consejo General del Poder Judicial, le pueden venir presiones por todos los lados. No solamente eso, es que no hay.
Risto: ¿No hay?
Elpidio: No hay poder judicial, no hay. La realidad desde un punto de vista de sociología jurídica o de criminología, es que ese poder no existe. Es una fantasmada, una mascarada, un confetis. No es real.
Risto: ¿Tenéis complejo de estrellas, sois jueces estrella?
Elpidio: Yo llevo casi 25 años en la carrera judicial. He tenido casos de todo tipo para salir en los medios. Yo siempre he sabido que puedo hacerlo, porque sabes cuándo te puedes desenvolver en algo. Y no lo he hecho porque no me interesaba porque yo creo que no era conveniente. Yo aquí salgo en los medios porque se produce como consecuencia de mi actuación una campaña de desprestigio intolerable para mí. Yo soy lo de menos, también soy importante, pero es intolerable para la justicia española y para la causa que yo estaba investigando. El relato de lo que ha pasado en Caja Madrid durante 15 años, los ciudadanos tienen derecho a saberlo. Y yo soy un juez ciudadano así que voy a defender que se sepa. Es imprescindible que se sepa lo que ha sucedido. Y no lo van a tapar. Han dado con un juez que no les va a venir bien. Si lo que pretendían era pisotearme, amedrentarme y taparlo todo, están muy equivocados. No va a suceder eso.
Risto: ¿Tienes amigos políticos?
Elpidio: Claro que sí. Buenos amigos algunos.
Risto: ¿Puedes decirme alguno?
Elpidio: Bueno no, no sé si les puedo afectar pobrecitos. Mejor no digo nada, mejor no. Pero tengo amigos en todos los ámbitos.
Risto: Dime uno de cada y quedarás bien con todos.
Elpidio: No, no. Prefiero que no. Realmente no considero que haya claramente unos esquemas mejores que otros. Obviamente, yo no tengo un pensamiento conservador y nunca lo he tenido.
Risto: ¿Eres de izquierdas?
Elpidio: Lo que la gente suele creer que es ser de izquierdas, debería de decir que sí.
Risto: ¿Has militado en algún partido?
Elpidio: Sí, yo en el pasado he militado en partidos políticos.
Risto: ¿En cuál?
Elpidio: En el Partido Socialista Obrero Español obviamente.
Risto: ¿Y eso crees que te afecta de alguna manera a la hora de ejercer tu labor, o crees que puede ser afectada por eso?
Elpidio: En absoluto. Los jueces son personas como todas las demás. Las personas tenemos a nivel cognitivo prioridades, convicciones, valores, etc. Todo esto lo movemos y cuanto mayor sea la apertura y más ventanas estén abiertas y más despliegue de pensamiento mejor.
Risto: Pero es diferente simpatizar o votar un partido que militar en él. Eso te sesga.
Elpidio: Nada.
Risto: ¿No?
Elpidio: No, nada. Como no me sesga el deporte que he practicado, los amigos que tengo, etc. El sesgo es que te tomes un wiski todas las noches...
Risto: No, la verdad es que no.
Elpidio: Imaginemos que te lo tomas.
Risto: Imaginemos, imaginemos...
Elpidio: Una noche no te lo tomas. No pasa nada. Dos tampoco te lo tomas y tampoco pasa nada. Te pasas un mes sin tomar wiski y no pasa nada. Pero imagínate que te lo tomas todas las noches y si un día no te lo tomas ya no estás contento. Inquieto, no te sientes bien. Ahí existe una influencia clara del wiski. Míratelo porque el wiski te tiene pillado. Pues igual pasa con las ideologías o con los compromisos de tipo ideológicos. Una estructura mental no puede dominar una persona de tal manera que no pueda salirse de ahí. Porque entonces le pasa como con el wiski, al que le pasa lo del wiski.
Risto: ¿Tenemos a un gobierno borracho según esta enología? ¿Alcohólico?
Elpidio: Hay formas de actuar y conductas en este gobierno que son muy difíciles de entender y que se vinculan a un cierto mecanismo reactivo automático, rígido, de pensamiento de pensamiento único que yo no entiendo.
Risto: ¿Es el momento de desobedecer, hay leyes en estos momentos que hay que desobedecer por injustas?
Elpidio: Cuando el ciudadano se encuentre en una situación de desesperación, donde los poderes públicos no atiendan a elementos de viabilidad y de cosas que se piden y que realmente tienen sentido. Cuando haya un descrédito manifiesto de las instituciones y los ciudadanos no vean ninguna manera adecuada de viabilizar algo, tienen derecho a desobedecer. Bajo determinadas condiciones. Uno de los elementos muy importantes que yo contemplo es que siempre sea pacífica.
Risto: Aunque sea pacífica, la nueva Ley de Seguridad Ciudadana...
Elpidio: Esa ley no va a salir adelante.
Risto: La Ley del Aborto...
Elpidio: Pero es que no está aprobada esa ley y no creo que siga adelante.
Risto: Pero si alguna de estas leyes sale adelante, ¿puedes objetar o hacer una objeción de conciencia a esa ley y decir "no señores yo no pienso aplicar esta ley?
Elpidio: Habría que valorar en alguna de estas normas la situación concreta, pero teóricamente sí podría darse.
Risto: De juez a juez, porque yo también he sido juez. Yo no hice las oposiciones pero me hice muy conocido haciendo de juez.
Elpidio: Me han contado que era terrible.
Risto: ¿No me viste?
Elpidio: No, pero me han dicho que era terrible.
Risto: Vaya... con lo bien que me has caído. Buenos pues sí, me hice conocido juzgando las actuaciones de otros. Y también te das cuenta de lo difícil que es que alguien ponga en tus manos el futuro inmediato de otra persona. Realmente la decisión de tu pasas o no pasas a la siguiente fase, aunque fuera tan estúpido como un programa de televisión, piensas que lo estás pasando mal, imagínate dirimir cosas tan importantes como la libertad, la culpabilidad o la inocencia de alguien.
Elpidio: Claro.
Risto: Yo creo que ahí sois como semi dioses y muchos de los problemas que tenemos ahora es que se os ve como que tienes un mal día y envías a un tío al truyo.
Elpidio: Yo puedo cometer errores, pero tengo muchísimo margen.
Risto: ¿Pero reconoces que a lo mejor un mal día te influye en una decisión?
Elpidio: Siempre puede haber un error, evidentemente.
Risto: Y la vida de ese tío depende de ese mal día tuyo, que a lo mejor te has levantado mal.
Elpidio: La vida de esas personas depende de muchísimas curvas. Siempre son muchos los factores y las variables que nos llevan a una situación. Por tanto en ese sentido yo te libero de las culpas que puedas tener. Porque además, la culpa no existe en ese sentido.
Risto: Voy a dormir mucho más tranquilo.
Elpidio: Claro, no pasa nada si algún día te equivocaste en esa actividad que realizabas merecía otra cosa. No pasa nada. El mundo de variables siempre es inmenso y por tanto el juez en ese sentido debe situarse como una variable más.
Risto: A veces me habría encantado enviar a algún concursante a prisión. Y tú deberías haber enviado a alguno de los tuyos a la academia de 'Operación Triunfo'. Ahí sí que habríamos montado la de dios.
Elpidio: Habría sido interesante, todo se andará...
Risto: Muy interesante.