Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Mata a su pareja y a su hijo de 10 años y se suicida en Castellón

Un hombre ha matado a cuchilladas a su mujer y a su hijo, de unos 10 años en Vila-real, Castellón. A continuación se ha suicidado, según fuentes de la Policía Nacional. El agresor no tenía antecedentes por violencia de género, ni en los servicios sociales del consistorio consta que el matrimonio enfrentara problemas económicos.

El homicida de 53 años, tras matar a cuchilladas a su mujer y a su hijo, se ha lanzado desde la azotea del edificio donde residía la familia en la calle Rosalía de Castro, en la localidad castellonense de Vila-real.
Sobre el agresor no pesaban denuncias por violencia de género, según ha explicado el alcalde del municipio, José Benlloch, quien ha asegurado que los familiares tampoco habían detectado ningún problema psiquiátrico.
El homicida ha dejado cuatro notas en las que avisaba de su propósito de suicidarse.

El aviso del suceso lo ha dado el hermano del agresor, quien se ha desplazado hasta el domicilio tras ser informado de que el hombre no había ido a trabajar y no contestaba al teléfono.
Justo en el momento en que el familiar llamaba al timbre del portal de la vivienda, el hermano se ha lanzado desde el azotea del edificio.

Los agentes se han desplazado al lugar y han hallado en el interior de la vivienda los cuerpos sin vida de la mujer y del menor. La Policía Nacional ha abierto una investigación sobre los hechos con el fin de aclarar las causas, según las mismas fuentes.
Una familia aparentemente normal
El presunto autor de los hechos fue jefe de exportación de una empresa azulejera de la localidad, ya desaparecida, y actualmente tenía una mercantil del mismo sector junto con sus hermanos.
Algunos vecinos han asegurado que la familia fue vista este domingo en  El Madrigal,  porque el niño jugaba en uno de los equipos alevines  y que se les había visto paseando por el camino de la Ermita.
Una vecina, que es además familiar, ha atribuido lo sucedido a la "crisis" ya que ha afirmado que estaban "muy enamorados".