Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Ofrecen 4.500 euros al mes por trabajar como sexador de pollos

Doce horas al día, mil polluelos a la hora, cuatro segundos para descartar entre machos y hembras y un margen de error de dos entre mil. Si se ve capaz de sexar pollos a este ritmo considere presentarse a esta oferta de trabajo porque en Reino Unido nadie la quiere a pesar de que el sueldo que ofrecen por ello es de 4.500 euros al mes. Por mucho que abulte la cifra no todo el mundo vale. Las futuras gallinas tienen que estar aisladas para diferenciar entre ponedoras o las que son para comer porque un error puede provocar el caos. Un sexador debe poseer agudeza visual y concentración, y además, en la oferta también exigen que tenga simpatía por los animales y por su bienestar.