Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Una pulsera Fitbit desmiente la versión de una mujer que denunció una violación

pulseras digitales,gadget Fitbit,Fitbitcuatro.com

Una mujer de 43 años que denunció una agresión sexual a manos de un extraño está siendo investigada ahora como acusada. El vuelco a la investigación lo dió la revisión de la pulsera Fitbit que aportó datos contradictorios a la versión que dio la supuesta víctima.

Los hechos ocurrieron el pasado 10 de marzo de 2015 cuando Jeannine Risley denunció haber sido violada por un extraño que irrumpió en la casa, donde dormía por cuenta de su empresa, en el condado de Lancaster, estado de Pensilvania, EEUU.
Cuando la mujer llamó a la policía, los agentes encontraron un salón revuelto y la historia de la mujer, que dijo despertarse con un desconocido de unos 30 años encima de su cuerpo, que la agredió y la violó, según ha publicado el periódico de la localidad Lancasteronline.
Los agentes revisaron la pulsera que monitoriza el sueño y la actividad física reveló que la mujer estaba despierta y caminando durante las horas que contó haber estado dormida.
Además, las pesquisas alrededor de la casa no revelaron huellas de personas. Tampoco el suelo de la habitación reveló huellas de lucha o de zapatos, como los que dijo Jeannine Risley calzaba su agresor.
Los investigadores sospechan que la mujer orquestó todo porque estaba a punto de ser despedida de su trabajo y baraja esta hipótesis, la razón para inventar una acusación falsa.
Ahora, Jeannine Risley, tendrá que comparecer en un juicio acusada de varios delitos menores, entre ellos de dar falso informe a la policía, manipulación de pruebas y falsas alarmas a la seguridad pública.