Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El obispo de Córdoba compara el caso de Ruth y José con el aborto

"Ningún padre tiene derecho a matar a su hijo. Que Ruth y José nos lo hagan entender"

Pide que "Dios y los tribunales juzguen al autor del crimen" de Ruth y José

El obispo de Córdoba, Demetrio Fernández, ha comparado el caso de Ruth y Jose, supuestamente asesinados el 8 de octubre de 2011 por su padre, José Bretón, con el aborto. En la misa celebrada el martes en Córdoba en memoria de los niños desaparecidos, el obispo aseguró que “Ningún padre, ninguna madre tiene derecho a matar a su hijo. Que Ruth y José nos lo hagan entender a todos".
En su homilía en la Misa de Angelis, en memoria de los niños Ruth y José, el obispo, ante la presencia de la madre y de miles de personas mayores y menores de edad, recordó a los dos niños en la fiesta de los Santos Ángeles y manifestó que no se podía "imaginar" que el final "hubiera sido tan terrible".
Así, Demetrio Fernández  pidió  que "Dios y los tribunales juzguen a quien ha sido autor del crimen" de Ruth y José, supuestamente asesinados el 8 de octubre de 2011 por su padre, José Bretón, para el que, en palabras del obispo, "no albergamos ningún sentimiento de odio, ni de venganza", sino que "una persona que actúa así es digna de compasión, porque ha perdido lo más elemental de su propia dignidad", tras un final que califica de "horror".
A renglón seguido, el obispo se refirió al aborto y comparo con él el caso de Ruth y José.
Así, se preguntó: "¿no podrán alcanzarnos estos niños que se reduzca el número de abortos que diariamente se producen en nuestro entorno?".
Tras ello, pidió que "el seno materno, el lugar más seguro y más cálido para el ser humano, no sea nunca más un lugar de amenaza para el ser humano naciente, ya desde su concepción, incluso antes de su anidación en el útero materno". Y añadió que "no vale invocar el derecho de la madre para matar a su hijo. ¡Ningún padre, ninguna madre tiene derecho a matar a su hijo! Que Ruth y José nos lo hagan entender a todos".
De igual modo, precisó que "por encima de la crueldad de estos hechos, se yergue la verdad de la vida que continúa", pues, "Ruth y José están vivos junto a Dios y este es hoy el consuelo más profundo para su madre que los buscaba ansiosa y ahora ya sabe donde están", "están con Dios seguros y a salvo".
Entretanto, Demetrio Fernández reclamó que "nunca más se repitan estos hechos, que ningún niño del mundo sufra por culpa de los mayores y que los santos Ángeles protejan a todos los niños del mundo".