Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Por qué no comer antes del ejercicio físico puede ser mejor para tu salud

MessiGtres

Qué comer antes del ejercicio o cuándo es un tema siempre en discusión. Ahora, un nuevo estudio publicado en American Journal of Physiology por investigadores de la Universidad de Bath, Reino Unido, expone que quizá se quema más grasa si no se ha comido antes del ejercicio.

Los investigadores estudiaron un grupo de hombres con sobrepeso a los que hicieron caminar 60 minutos con un máximo de consumo de oxígeno del 60% en un escenario de estómago vacío y en otras dos horas después de comer un desayuno alto en calorías, basado en carbohidratos, informa The Independent.
Sus muestras de sangre fueron tomadas después de comer o ayunar  y después de hacer ejercicio. La expresión genética en tejido graso (adiposo) difirió significativamente en cada escenario y la expresión de dos genes aumentó cuando los hombres ayunaban y hacían ejercicio y disminuía al hacer ejercicio después de comer. Esto probablemente señala que la grasa almacenada se utilizó para alimentar el metabolismo durante el ejercicio en lugar de los carbohidratos de la comida.
Después de comer, el tejido graso está "ocupado respondiendo a la comida y comenzar el ejercicio en este momento no estimulará los mismos cambios [beneficiosos] en el tejido adiposo. Esto significa que el ejercicio en un estado de ayuno podría provocar cambios más favorables en el tejido adiposo y podría ser beneficioso para la salud a largo plazo ", señala el autor del estudio Dylan Thompson.
El tejido adiposo juega un papel importante durante el ejercicio y durante el ejercicio moderado proporciona mucha de la energía para trabajar el músculo esquelético.
Thompson explica que a medida que el tejido adiposo se ve afectado por la pérdida de peso y el aumento de peso (los genes aumentan en la pérdida de peso y disminuyen en el aumento de peso) su investigación propone "la alimentación antes del ejercicio bloquea algunos de los cambios relacionados con la salud inducida por el entrenamiento”.
Sin embargo, el estudio tiene limitaciones ya que sólo se analizó a diez hombres y sólo se midieron los efectos de saltarse el desayuno en un entrenamiento de la mañana, no otras comidas. El estudio tampoco significa que saltarse una comida antes de hacer ejercicio dará como resultado una pérdida acelerada de peso.
Algunos entrenadores sugieren no comer antes del ejercicio ya que la sangre que se utiliza en la digestión podría ser mejor utilizada en los músculos en el momento de la actividad física.
Sin embargo, muchos atletas y entrenadores personales aseguran que comen algo de carbohidratos y proteínas para tener combustible suficiente en su cuerpo para soportar un duro entrenamiento.