Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Un bebé que vivió dos horas, el donante de órganos más joven de Reino Unido

padres Teddycuatro.com

Jess Evans y su pareja Mike Houlston cuentan orgullosos la historia de su hijo Teddy. Su bebé, que nació con una grave malformación cerebral, solo vivió poco más de dos horas, pero donó sus órganos a otros niños que ahora podrán tener una vida normal. Así el pequeño Teddy se convirtió en el donante más joven de Reino Unido.

Cuando  Jess Evans estaba embarazada de gemelos de 12 semanas, recibió la devastadora noticia de que uno de los fetos estaba fatalmente enfermo con anencefalia - una rara anomalía congénita que impide que el cerebro y el cráneo se desarrolle.
El técnico que les hizo la ecografía sabía que algo no andaba bien y así se lo comunicó. Su voz delató la gravedad del asunto y Jess cuenta que rompió a llorar, ha contado al Mirror.
Esto hizo a Evans y a su pareja prepararse con tiempo para el desenlace.  Les hizo prepararse para decidir que su hijo podía ayudar a otros donándole sus órganos.
El 22 de abril de 2014 Jess Evans dio a luz en un hospital de Cardiff, en Gales. Su hermano Noe nació sano, pero Teddy no.  Su vida iba a ser corta.
La pareja asegura que era un bebé tranquilo, vivió solo dos horas, pero en ese tiempo los médicos lograron utilizar sus órganos para salvar a otros niños.
Los padres cuentan que fueron los 100 minutos más preciosos de su vida. "Se fue tan rápido que no nunca será suficiente".
Los riñones de Teddy fueron trasplantados a un paciente enfermo en Leeds y también sirvieron sus válvulas cardíacas. El bebé que vivió solo 100 minutos se  convirtió en el donante de órganos más joven.

Cuando la historia de Teddy fue revelada a principios de este año, hubo un aumento de 378% en el número de personas que se inscribieron en el registro de donante de órganos.

"Tenemos una abrumadora sensación de estar muy orgullosos. No entendíamos todo el impacto que esto iba a tener ", dice Mike. "De todas partes del mundo, la gente se ha puesto en contacto diciéndome 'me has inspirado para firmar el registro'. Teddy podría haber salvado miles de vidas ".