Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Las 'Marchas de la Dignidad' piden el fin de los recortes y denuncian "emergencia social"

Marchas en Atocha. Foto: EFEcuatro.com

Decenas de miles de personas han secundado en el centro de Madrid la manifestación conjunta convocada por las 'Marchas de la Dignidad' bajo el lema "Pan, trabajo y techo para todos y todas" para pedir el fin de los recortes, la dimisión de Gobierno y denunciar la situación límite de "emergencia social" en la que se encuentra gran parte de la población española.

La cabecera de la marcha, portadora de una gran pancarta en la que se podía leer 'No al pago de la deuda. Fuera los Gobiernos de la Troika. No más recortes. Pan, Trabajo y Techo', ha emprendido su marcha desde Atocha hacia la plaza de Colón a las 17.00 horas, si bien muchos de los manifestantes y algunas de las columnas se han ido sumando a lo largo del recorrido.
"La sociedad despierta, se os acabó la fiesta", "Mi hija estaría aquí pero ha emigrado", "Esto es una lucha cívica, del pueblo", "Es una inyección de solidaridad", "La dignidad, en marcha", "Tu sobre, mi recorte" o "Si no hay justicia para el pueblo, no habrá paz para el Gobierno" son algunos de los mensajes que se podían leer en las pancartas de los asistentes.
Entre las consignas coreadas por los manifestantes, se han vuelto a escuchar en la capital cánticos ya habituales como "De norte a sur, de este a oeste, la lucha sigue cueste lo que cueste" o "No es una crisis, es una estafa". "Yo quisiera ver a Rajoy y Rubalcaba en la cola del INEM", "Con coraje y dignidad la victoria llegara" o "Gobierno dimisión" han sido otro de los mensajes lanzados por los asistentes.
"Éxito sin precedentes"
Para los convocantes, entre los que se encuentra el Sindicato Andaluz de Trabajadores (SAT), el Frente Cívico Somos Mayoría (FCSM) del ex dirigente de IU Julio Anguita o las mareas en defensa de los servicios públicos, la marcha es "un éxito sin precedentes".
Además de los organizadores, se han sumado a las marchas decenas de colectivos como la Plataforma de Afectados por las Hipotecas (PAH), la Cumbre social -que integra a los sindicatos CCOO, UGT, USO y a más de 100 organizaciones representativas de la sociedad civil- o la Coordinadora 25S y formaciones políticas como Izquierda Unida, Izquierda Anticapitalista o Compromís. A ellos hay que sumar todas las agrupaciones, colectivos y personas que han acogido y apoyado a las ‘Marchas’ en su camino, alojándolas, dándoles de comer y acompañándolas en diferentes momentos de los trayectos.
Los afectados por los preferentes o por el ERE de Coca-Cola, las quejas contra los CIE y el racismo o los bomberos de Madrid tampoco han faltado en esta jornada de protestas. De hecho, los bomberos han formado un cordón para garantizar la seguridad de los manifestantes. "Rescatamos personas, no bancos", se podía leer en una de las pancarta portadas por este colectivo.
Domingo y lunes, más actos
El domingo, habrá una asamblea abierta a colectivos y a personas para hacer una lluvia de ideas sobre la continuidad del 22M, mientras que el lunes tendrán lugar dos manifestaciones, una a las 11.30 horas, 'Rodea la Bolsa', y otra a las 19.00 horas. Ésta última partirá desde el Ministerio de Economía y se dirigirá al Ministerio de Empleo, al Banco de España y al Ministerio de Sanidad.  Sobre una posible acampada, los convocantes han destacado que las movilizaciones son del 22 de marzo al 25. "Nosotros no contralamos si alguien se quiere quedar después", han dicho.
Cifuentes advierte
La delegada del Gobierno en Madrid, Cristina Cifuentes, ha advertido de que la Policía intervendrá si se producen comportamientos violentos por parte de radicales "reventadores de manifestaciones". En este sentido, ha apelado a los organizadores a que contribuyan a controlar a estos "radicales infiltrados".
Al ser preguntada por la posibilidad de que se monte un campamento, ha añadido que la Delegación del Gobierno va a trabajar para que la ley se cumpla y se garanticen los derechos tanto de quienes quieren manifestarse pacíficamente como de los propios ciudadanos de Madrid, "una ciudad donde impera el orden y se respeta la ley", según sus propias palabras. "La ley prohíbe que ese acampe en zonas urbanas no habilitadas para ello y la policía hará que la ley se cumpla", ha subrayado.
MDSPGL20140322_0001