Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Un hotel de Londres obliga a una madre a cubrirse mientras da de mamar a su bebé

Louise Burns dando de mamar a su bebé en el hotel Claridge’s de LondresTwitter

Louise Burns nunca se había sentido más humillada. Celebraba un desayuno en el lujoso y exclusivo hotel Claridge’s de Londres. Su madre y sus hermanas se habían desplazado hasta la capital británica para la ocasión. Festejaban su reciente maternidad y con su bebé en brazos decidió darde de mamar con absoluta naturalidad, algo que no pudo hacer con sus hijos anteriores. Pero un camarero del local se le acercó y con exquisitos modales le obligó a cubrirse con una servilleta con la excusa de que era la política de la empresa.

Como recoge The Guardian, fueron momentos duros para ella. Louise recuerda que sus ojos se le llenaron de lágrimas y pese a que un supervisor se le acercó para pedirle disculpas su insistencia en cumplir con las normas de la empresa no hizo más que empeorar la situación.
Asegura que nunca se ha sentido más humillada en toda su vida.  "Nadie debe hacerte sentir de esa manera como me me encontré en aquel momento, sobre todo cuando las madres están bajo la presión de dar de mamar a sus hijos", asegura.
Los responsables de la cadena hotelera no han querido comentar este incidente. Un portavoz se negó a responder a las preguntas de los periodistas, pero dijo que sí permitió la lactancia materna. "Es nuestra política de no hablar nunca de nuestros clientes", dijo.
La sanidad pública británica, el Sevicio Nacional de Salud, en su página web, dice claramente que: "No debe nunca sentirse incómoda al amamantar en público".
De hecho, la Ley de Igualdad de 2010 ha hecho que sea ilegal que cualquier persona pida a una mujer que esté dando el pecho a su bebé que abandone un lugar público como una cafetería, tienda o transporte público.
Aunque desde el hotel han ofrecido recompesar a Louise por el mal trago pasado, ella ya ha dejado claro que qno piensa volver a este establecimiento, "es una pena que o pueda regrasar", escribió en su cuenta de Twitter.