Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Sanidad desaconseja el uso de flotadores hinchables si no se sabe nadar

Sanidad desaconseja el uso de flotadores hinchables si no se sabe nadarInformativos Telecinco

Si no se sabe nadar o no sé nada bien los flotadores hinchables no son recomendables, en estos casos, a la hora de bañarse o practicar un deporte acuático, lo mejor es usar un chaleco salvavidas, según el Ministerio de Sanidad, que este miércoles ha publicado las medidas para prevenir ahogamientos y lesiones graves en medios acuáticos y evitar las situaciones que puedan poner en riesgo la salud.

Con el objetivo de "contribuir a la protección de los ciudadanos para que puedan disfrutar de las actividades acuáticas del verano", el ministerio de Sanidad utilizará su cuenta de Twitter y su Facebook recordando recomendaciones como ésta a sus seguidores durante la época estival.
Estos consejos son muy oportunos teniendo en cuenta que en menos de una semana, y apenas empezadas la vacaciones escolares, ya se han notificado el fallecimiento de cuatro niños (2 en la Comunidad Valenciana y 2 en Andalucía), ante esta situación Sanidad hace especial hincapié en la vigilancia de los menores, tanto cuando estén jugando en el agua como cerca de ella; una responsabilidad que no debe delegarse en un niño más mayor.
Además, recomienda la lectura de la guía 'Disfruta del agua y evita los riesgos', dirigida a los niños, niñas y adultos responsables de su cuidado, que en forma de cómic advierte de los riesgos de sufrir lesiones en los distintos entornos acuáticos.
La guía, que puede descargarse en su web, recuerda que los niños deben ir siempre acompañados de un tutor, ya que el ahogamiento se produce de forma rápida y silenciosa, de hecho "la mayoría de las veces la víctima se perdió de vista solo unos minutos"; que muchos ahogamientos se producen en el entorno familiar: bañeras, piscinas privadas y piscinas hinchables; que un bebé puede ahogarse en 30 centímetros de profundidad; y que se aconsejable cercar las piscinas privadas.
En el caso de los niños más pequeños los ahogamientos ocurren con mayor frecuencia en piscinas, mientras que en los adultos la frecuencia mayor es en aguas abiertas durante el baño, la pesca o la práctica de algún deporte náutico; en el caso de las personas de edad avanzada es también la playa el lugar donde ocurren la mayoría de los casos.