Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Una vaca ‘caída del cielo’ mata a un hombre en Brasil

Una vaca ‘caída del cielo’ mata a un hombre en BrasilReuters

Un hombre de 45 años de edad ha muerto en Brasil después de que una vaca cayese sobre él mientras dormía en su vivienda del municipio de Caratinga. El animal se encontraba buscando comida en el tejado, que cedió ante el peso y la fragilidad de la estructura para desembocar en un accidente fatal.

Por increíble que parezca el titular, lo cierto es que la información aportada por la Policía Local brasileña confirma que un hombre ha fallecido tras ser aplastado por una vaca en un suceso terriblemente desafortunado.
El animal se disponía a buscar algo de comida y en su propósito se decidió a escalar hasta el tejado de la pequeña vivienda donde residía la víctima, en el municipio de Caratinga, al sureste de Brasil. Cuando por fin logró acceder hasta el lugar, la fragilidad de la construcción provocó que el tejado se rompiese y la vaca cayese justo sobre el lugar en el que el hombre dormía junto a su esposa, quien se salvó por muy poco de sufrir también el mismo aciago destino.
En una conjunción a partes iguales de infortunio y fatalidad, el granjero Joao María de Souza, de 45 años de edad, murió por una hemorragia interna tras haber sido trasladado al hospital.
Sus allegados afirman que estaba consciente y parecía estar bien, pero tuvo que esperar demasiado tiempo hasta poder ser visto por el doctor, tal como informa el diario británico BBC.
Pese a lo extraordinario de los hechos, los medios locales han advertido que no es la primera vez que se da un caso así en esta región especializada en la cría de ganado y la producción de lácteos. Más allá, explican que éste es solo el tercero que se ha producido en el lugar en estos últimos tres años.
Afortunadamente, en los dos incidentes previos no hubo que lamentar ninguna muerte. En la primera ocasión no había nadie en la casa cuando cayó la vaca del tejado, y en la segunda, donde un bebé y un niño pequeño dormían cerca del lugar donde el animal cayó, milagrosamente no fueron alcanzados.