Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Detienen en Florida a un hombre que se fugó de una cárcel de Ohio en 1959

Detienen en Florida a un hombre que se fugó de una cárcel de Ohio en 1959cuatro.com

Un hombre que escapó de un campo de trabajos forzados del estado de Ohio en 1959, sin cumplir su condena por homicidio en segundo grado, fue detenido el pasado lunes por miembros de las fuerzas del orden estadounidenses en la ciudad de Melbourne, ubicada en el condado de Brevard, en el estado estadounidense de Florida, donde vivía desde cerca de 20 años.

Frank Freshwaters, de 79 años de edad y originario de la ciudad de Akron (Ohio), vivió durante años bajo el seudónimo de William Harold Cox, aunque finalmente confesó a los agentes que le arrestaron su verdadero nombre y la historia de su huida del centro correccional donde fue internado, tal y como informan los medios locales.
Se trata de uno de los fugitivos que más tiempo ha estado esquivando a las autoridades del estado de Ohio y, en estos momentos, tras su detención, se encuentra en la oficina del sheriff del condado de Brevard a la espera de una audiencia de extradición.
Freshwaters fue condenado por homicidio en segundo grado después de atropellar a un hombre cuando conducía por encima del límite de velocidad permitido. Tras violar la pena de libertad condicional que le fue impuesta, el juez le condenó a 20 años de prisión, que comenzó a cumplir en el Reformatorio Estatal de Ohio.
Posteriormente, fue trasladado a un campo de trabajos forzados, de donde escapó. Freshwaters fue detenido 16 años después --en octubre de 1975-- en Charleston, Virginia Occidental. Sin embargo, las autoridades estatales se negaron a extraditarle a Ohio. Fue liberado de la cárcel y pasó a la clandestinidad.
Los agentes llegaron a su actual vivienda el pasado lunes y le mostraron una foto de él mismo al entrar en la cárcel, hace 56 años. Los agentes preguntaron si conocía a la persona en la foto. "No lo he visto en mucho tiempo", respondió Freshwaters, poco antes de confesar a su verdadera identidad.