Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Un juez de Australia prohíbe a una madre dar el pecho a su bebé por hacerse un tatuaje

Bebé mamandoGTres

Un juez de Australia ha ordenado a una madre que deje de dar el pecho a su bebé de once meses por considerar que el tatuaje que se ha hecho hace un mes supone un riesgo para la salud de su hijo, según ha informado la cadena de televisión australiana ABC.

El magistrado del circuito federal australiano Matthew Myers ha emitido un requerimiento para obligar a la mujer a que deje de alimentar al niño con su pecho a pesar de que ella ha dado negativo en las pruebas de hepatitis y VIH.
El juez Myers ha justificado su decisión y ha asegurado que todavía existe un riesgo inaceptable para el bebé porque las pruebas médicas no son concluyentes. El caso llegó al juzgado después de que el padre del bebé tuviera una fuerte disputa con la madre porque le preocupaba el tatuaje que se había hecho.
Los defensores de la lactancia, en contra
La decisión del juez ha sorprendido a los defensores de la lactancia materna en Australia. La profesora de la Universidad de Sídney Occidental Karleen Gribble ha mostrado su perplejidad con la prohibición. "Creo que si fuera razonable, tendríamos muchas mujeres en Australia bastante horrorizadas y quizá las autoridades de protección de los niños estarían actuando porque muchas madres lactantes se tatúan, en muchas ocasiones el nombre de sus hijos", ha advertido.
En la argumentación de su decisión, el juez Myers ha esgrimido algunos artículos publicados por la Asociación Australiana de Lactancia Materna. La presidenta de esta organización, Rebecca Naylor, ha afirmado que está preocupada por el hecho de que la decisión puede sentar precedente y ha mostrado su rechazo a la prohibición.
Bajas posibilidades de infección
"El tatuaje es una industria regulada, por lo que si tienes una empresa de tatuajes reputada, las posibilidades de contraer una infección son muy bajas", ha asegurado. "Creo que si no hay pruebas de que ha contraído una infección por el tatuaje, es inaceptable", ha añadido.
Naylor ha señalado que el "riesgo" de contraer infecciones con los tatuajes es "bajo" porque es un sector controlado y regulado, por lo que ha dejado claro que su organización apoya que las mujeres con tatuajes "sigan alimentando a sus bebés todo el tiempo que quieran"
Además, ha manifestado su termo a las consecuencias que puede tener un fallo judicial que intenta imponer su control al comportamiento de una mujer. "¿Significa esto que las mujeres están expuestas al riesgo de contraer virus relacionados con la sangre no deberían estar autorizadas a la lactancia materna?", ha planteado.
Tras subrayar que hay que tener en cuenta siempre "el riesgo para el bebé", ha afirmado que las mujeres "siempre tienen que ser cuidadosas" y ha destacado la importancia que tiene la lactancia como "principal fuente de alimentación de los niños hasta que tienen doce meses.