Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

“Si me ven a mi tranquilo, saldrán en orden”

José, un conductor del suburbano, había empezado el servicio una hora antes de la explosión en el metro de Bruselas. En ese momento, sabía había habido un atentado en el aeropuerto. Tiempo después escuchó por la radio interna del metro la voz agitada de su compañero. Algo grave había sucedido, intuyó. Una semana después vuelve al trabajo.