Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La extraña situación del Ártico que desconcierta a los científicos

articoInformativos Telecinco

Los científicos se encuentran desconcertados por la extraña situación que está viviendo el Ártico. Se han registrado temperaturas 20 grados por encima de lo normal. Según algunos expertos, esto se debe a un "océano subyacente muy caliente" debido a la falta de extensión de hielo en la superficie.

El Ártico está viviendo una situación especialmente anómala. Diversas zonas han alcanzado temperaturas más altas de lo normal, según informa 'The Washington Post'.
"Sobre la mayor parte del océano Ártico se han registrado temperaturas 20 grados por encima de lo normal, mientras que se han observado anomalías frías de aproximadamente la misma magnitud sobre el norte de Asia central", indica Jennifer Francis, especialista del Ártico en la Universidad de Rutgers, EE.UU.
Aunque en esta época la mayor parte del Ártico se encuentra sumida en la noche polar, lo que favorece las temperaturas frías, durante este otoño se registraron niveles de hielo marino inusualmente bajos.
Algunos expertos se encuentran confundidos ante esta situación. Algunos como Zack Labe lo han expresado en Twitter.
Según Jennifer Francis esta anomalía se debe a "la combinación de una extensión de hielo marino que supone un récord para esta época del año y una gran cantidad de aire cálido y húmedo de latitudes más bajas que está siendo impulsado hacia el norte por una corriente en chorro muy ondulada". 
Mark Serreze, director del Centro Nacional de Datos de Nieve y Hielo en Boulder (EE.UU.), advierte que "no solo las temperaturas de aire son inusualmente cálidas, sino también la temperatura del agua". Para él, el fenómeno radica en un "océano subyacente muy caliente" debido a la falta de extensión de hielo en la superficie.