Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

300.000 euros de Gürtel para sobornos en el ayuntamiento de Bormujos

No podían arriesgarse a cambiar su voto en una moción de censura para echar al PSOE de la alcaldía sevillana de Bormujos sin un mínimo aval y se lo pidieron al presunto promotor de los sobornos.  La investigación sospecha que éste accedió y puso por escrito la operación irregular, pero alguien fotografió estas dos páginas que hoy mostramos por primera vez y supuestamente contienen el plan de pagos a los concejales sobornados.

Como adelantó hace unas horas el diario El Mundo, son anotaciones manuscritas que revelan cincosupuesas entregas de dinero, de 54.000 euros la primera y 60.000 euros los siguientes. Todas entre marzo de 2005 y julio de 2006. La investigación cree que este es el plan de pagos de la Gürtel a los concejales que participaron en la moción para desalojar al PSOE  de la alcaldía de Bormujos, y el presunto intermediario de la operación el empresario Eusebio Gaviño. Los apuntes manuscritos sobre éste último se refieren a la instalación de su hijo en Madrid, los investigadores sospechan que bajo el paraguas de otro de los relacionados por la policía con la trama: Máximo González Jurado, presidente del Consejo General de Enfermería.
Las fuentes más próximas al caso creen que estas dos hojas con el supuesto plan de sobornos de Bormujos las pudo escribir el empresario Jesús Calvo Soria presunto promotor de la moción de censura. La referencia a su empresa Narcisos 22 encabeza el texto. Según los últimos informes de la Gürtel Calvo Soria además del testaferro de Correa, dirigía esta empresa tapadera que presuntamente se ocupó de recaudar comisiones urbanísticas para la trama.
Según la investigación, la secuencia es la que sigue: la Gürtel estaba muy interesada en el desarrollo urbanístico de Bormujos, presuntamente le encargó el asunto a Jesús Calvo Soria y este buscó como intermediario a empresario Eusebio Gaviño. Así llegaron hasta algunos de los implicados en la moción de censura para desalojar al PSOE de la alcaldía. El supuesto plan de retribuciones por la moción se plasmó por escrito en estas dos hojas, y al poco tiempo la moción de concejales independientes y del PP prosperó. Vía libre a la construcción de urbanizaciones de lujo y un campo de golf. Sin embargo el presunto plan de pagos no es suficiente para sostener ningún delito y será la investigación judicial la que determine si llegaron a materializarse.
La moción ya estuvo bajo investigación judicial y se archivó, pero las últimas informaciones desencadenaron su reapertura y la imputación de la actual alcaldesa Ana Hermoso, entonces concejal del PP, y participante en la moción. Ayer mismo el empresario Esubio Gaviño, admitió su tarea de intermediario entre la Gürtel y algunos de los participantes en la moción de censura. También reafirmó ante el juez que los concejales sospechosos contactaron en Madrid con el abogado César Tomás Mártin, Máximo González Jurado y el empresario Jesús Calvo Soria. Tomás Martín está imputado por su etapa como responsable de las actividades urbanísticas de la trama Gürtel en el ayuntamiento de Boadilla del Monte, Calvo Soria por el blanqueo de cientos de miles de euros de la trama.
Gaviño, recién condenado por sobornos en el ayuntamiento sevillano de Camas, dijo desconocer si se había pagado dinero a los implicados en la moción de Bormujos. Sí insistió en que la alcaldesa Ana Hermoso recibió un bolso de Loewe como premio y quien se lo entregó fue Jesús Calvo Soria.