Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Vargas Llosa: "Madrid es un ejemplo de coexistencia en la paz y la libertad"

El Premio Nobel Mario Vargas Llosa, recibe la Medalla de Oro de la Comunidad de MadridEFE

El Premio Nobel de Literatura, Mario Vargas Llosa, ha sido galardonado con la Medalla de Oro de la Comunidad de Madrid en el día de la región. El escritor califica a Madrid como "un ejemplo de coexistencia en la paz y la libertad". El peruano quiso destacar también que la capital es el emblema y signo de la transición española, y que no conce "la visión mezquita del nacionalismo".

El escritor peruano y Premio Nobel de Literatura Mario Vargas Llosa ha tomado hoy la palabra en la Real Casa de Correos en nombre de los condecorados con las Medallas de la Comunidad de Madrid, ensalzando la ciudad de Madrid como "un ejemplo de la coexistencia en la paz y la libertad". Así lo ha manifestado en su discurso tras recibir la máxima distinción de estas medallas entregadas en el Día de la Comunidad de Madrid por el presidente regional, Ignacio González, quien ha resaltado que su obra es "la mejor muestra de la literatura de todos los tiempos" y su vida un compromiso con la cultura española.
Tras expresar su profundo sentimiento de gratitud y emoción por las distinciones, el escritor ha subrayado que los homenajeados saben que con estos galardones les embarga una responsabilidad para seguir contribuyendo a hacer de Madrid una "ciudad moderna, libre, democrática, cultural y abierta a todas las culturas, creencias y religiones".
El escritor ha recordado cómo llegó a Madrid en 1958 conociendo entonces una ciudad provinciana, muy cortada al mundo, donde se podía ver el campo al alcance de la mano. "Descubrí un Madrid literario, que seguí muy de cerca y vi la transformación de Madrid. Fue la experiencia social y política más impresionante que me ha tocado vivir", ha subrayado.
Tras ello, ha rememorado cómo España pasó a estar sometida a una Dictadura a pasar a ser un país democrático y libre. Y cómo pasó a tener una vida cultural controlada a un país libre de verdadera coexistencia en la diversidad. "El emblema y signo de esta transformación lo representa Madrid. Hoy es una gran ciudad rica en vida cultural, contra lo que dicen algunos pesimistas. No es pobre, la oferta cultural es una de las más ricas de Europa y el mundo", ha reseñado.
Seguidamente, ha reiterado la idea de que Madrid es "una ciudad abierta que no conoce la visión mezquita de los nacionalismos con vocación internacional y cosmopolita que se abre a los brazos de todos. "Nos sentimos madrileños todos los que queremos serlo, aunque no hayamos nacidos en Madrid", ha dicho, agregando que por eso tienen la obligación moral de que sea siendo esa ciudad "libre, democrática y abierta a los cuatro vientos del mundo". "Un ejemplo de coexistencia en la paz y en la libertad", ha concluido.