Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El PP valenciano expulsa a Rafael Blasco

Rafael Blasco, del PPCV. Foto: EfeEfe

El exconsejero y diputado 'popular' en las Cortes Rafael Blasco ha quedado expulsado del grupo popular después de que el Comité de Garantías del PPCV haya decidido este sábado inhabilitarle "para desempeñar cargos públicos en el seno del Partido Popular o en representación de éste", además de abrirle un expediente disciplinario y suspenderle cautelarmente de militancia.

La reunión ha comenzado a las 10.30 horas en la sede del PPCV de la calle Quart y unas tres horas después se han dado a conocer estas medidas disciplinarias por la comisión de infracciones tipificadas como "graves y muy graves", después de que Rafael Blasco cuestionara en un programa de televisión la política de Fabra contra la corrupción y sugiriera que se ha dirigido a la Abogacía de la Generalitat contra él.
Según han informado fuentes del partido a Europa Press, la resolución de este órgano será trasladada a Génova para su ratificación, así como al grupo parlamentario popular en la Cámara autonómica y desde este, a la Mesa de las Cortes. La inhabilitación, en todo caso, supone que Blasco no puede estar dentro del grupo porque, "como diputado, ha de representar las políticas del PP" y a partir de ahora no puede hacerlo.
Según recoge el artículo 27 del reglamento del Parlamento valenciano, el PP deberá acreditar ante la mesa de las Cortes que la expulsión ha sido adoptada "al menos por la mayoría absoluta de los miembros" del grupo.
Por su parte, el propio Blasco ha señalado en declaraciones a Europa Press que no ha recibido por el momento la notificación oficial de la resolución, por lo que ha manifestado su voluntad de ser "cauto" y ha rehusado entrar a valorar una decisión que ha conocido por los medios de comunicación. "No voy a hacer una valoración sobre una resolución que no conozco", ha recalcado.
El vicepresidente y portavoz del Consell, José Císcar, ya advirtió este viernes de que la relación de sanciones que contemplan los estatutos del PPCV para Blasco por sus manifestaciones en televisión "podría llegar incluso a la expulsión del partido" y también el presidente de la Generalitat y del PPCV, Alberto Fabra, indicó el jueves que sus manifestaciones serán objeto de estudio para ver si se aplicaban sanciones.
El jefe del Consell ha explicado en diversas ocasiones que debían cumplirse dos condiciones para que Blasco dejara el grupo parlamentario, la primera de ellas es el informe ya emitido de la Abogacía de la Generalitat, y la segunda la posible apertura de juicio oral.
Informe de la Abogacía
La Abogacía de la Generalitat solicitó una pena de 11 años y medio de prisión por presuntos delitos de malversación, prevaricación, tráfico de influencias y falsedad documental, en la pieza del 'caso Cooperación' relativa a las ayudas a la Fundación Cyes, según su escrito de calificación provisional, mientras que la Fiscalía pide para él 14 años de cárcel.
Tras conocer el contenido de ambos informes Blasco se mostró "absolutamente convencido" de su inocencia y afirmó que se mantendría en su escaño en las Cortes ya que accedió al parlamento mediante una lista electoral. "Consecuente con una elección democrática, voy a mantenerme en el escaño que me corresponde por decisión de la voluntad de todos los ciudadanos", dijo el pasado 5 de junio. Asimismo, respecto a las acusaciones, manifestó que son "inciertas" y que no tienen "ninguna base ni fundamento".
Reacciones desde la oposición
Tras conocerse la noticia, el secretario general del PSPV, Ximo Puig, ha criticado que Alberto Fabra "ha esperado demasiado tiempo para tomar la decisión de expulsar a Blasco de su partido y de su grupo parlamentario en Les Cortes", por lo que, a su juicio, la decisión "llega demasiado tarde" y "con ocho diputados imputados más esperando en la cola".
Por su parte, el portavoz de Compromís, Enric Morera, ha asegurado que la expulsión se debe a que el PP "no tolera" que "se hable mal de sus dirigentes" y la ha calificado de "pantomima ridícula", ya que se ha expulsado a Blasco "porque osó a hablar mal de los dirigentes populares en una entrevista de televisión y no por la situación judicial en la que se encuentra".
Desde EUPV, su coordinadora general y portavoz en las Cortes, Marga Sanz, ha señalado que se "alegra" de que Blasco el próximo miércoles "no se siente en la bancada del PP" aunque ha lamentado que su expulsión no se haya debido "al latrocinio cometido, amparando el robo a los pobres más pobres del mundo".
Trayectoria de Blasco
Rafael Blasco es doctor en derecho por la Universitat de València y ha trabajado de interventor y depositario de fondos de la administración local. Está casado con la directora del Institut Valencià de Art Modern (IVAM), Consuelo Ciscar.
En su juventud, Rafael Blasco militó en el Partido Comunista de España (PCE) y en el Frente Revolucionario Antifascista y Patriótico (FRAP) y, más tarde, se afilió al PSPV y fue consejero con el expresidente de la Generalitat Joan Lerma, con quién dirigió los departamentos de Presidencia y Obras Públicas y Urbanismo.
En 1989, cuando ostentaba esta última cartera, una directora general de su Consejería denunció a dos funcionarios por supuestamente aceptar dinero a cambio de recalificar unos terrenos en Calp (Alicante), por lo que Lerma lo destituyó.
En 1995 Eduardo Zaplana ganó las elecciones autonómicas en la Comunidad Valenciana y nombró a Blasco subsecretario, quien volvió así al Consell, pero entonces con el Partido Popular. Rafael Blasco ha sido consejero con todos los presidentes que ha tenido la Generalitat valenciana a excepción del actual jefe del Consell, Alberto Fabra, --Joan Lerma, Eduardo Zaplana, José Luis Olivas y Francisco Camps--. Con el PP ha ostentado las carteras de Empleo, Bienestar Social, Territorio y Vivienda, Sanidad y Solidaridad y Ciudadanía.