Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Detenido en Francia el presunto etarra Saúl Curto López

Detenido el etarra Saúl Curto López en Auvergne (Francia)EFE

El presunto etarra detenido en Francia es Saúl Curto López, según han informado fuentes de la lucha antiterrorista. La Ertzaintza le incluyó recientemente en su lista de terroristas más buscados. De 32 años de edad y natural de Bilbao se encontraba en paradero desconocido desde diciembre de 2008.

Saul Curto López ha sido detenido cuando circulaba con un coche robado con matrícula doblada en la localidad francesa de Puy Saint Gulmier.
Su nombre apareció en una nota vinculada a un documento remitido por la abogada de presos etarras Arantza Zulueta -detenida en abril de 2010 en el marco de la operación contra el entramado de letrados de ETA (Halboka)- al 'aparato político' de la banda en el que informa sobre diversas entregas de comunicaciones y sobre una reunión con militantes de Halboka.
El documento denominado 'K 080507\aupa', fue localizado a partir de los papeles incautados al ex 'número uno' de ETA, Francisco Javier López Peña, alias 'Thierry'. El texto escrito en euskera y confeccionado por 'Marxel' --Arantza Zulueta-- comenzaba por 'Aupa, ongi ibiliko zaratelakoan" ("...Aupa, esperando que estéis bien...") y finalizaba por "aio!!" ("adiós").
Vinculado a Halboka
Se trata de una "comunicación orgánica" remitida por "Marxel" (Zulueta) cuyo destinatario es algún responsable de la estructura política de la banda terrorista ETA en la que da cuenta al mismo de haber efectuado diversas entregas de comunicaciones y de la celebración de una reunión en la que iban a estar presentes varios militantes relacionados con Halboka.
En él documento, la abogada menciona el envío de una nota relacionada con un miembro de ETA en situación de huido. Según los investigadores, este individuo era Saúl Curto López en paradero desconocido desde diciembre de 2008.
Según se desprende del auto del juez Grande-Marlaska, las personas más significadas que aparecen en esta "comunicación orgánica" son David Plá, Jon Enparantza, Julen Celarain, Arantza Zulueta, Iñaki Goyoaga, Iker Sarriegui, Haritz Escudero, Joseba Agudo y posiblemente Amaya Izco. Pueden ser consideradas personas integradas en cualquier forma dentro de la organización terrorista ETA, directamente vinculadas o relacionadas con la estructura de Halboka.
Halboka, siglas en euskera de 'Hornak Apurtuz Laster Borrokalariak Kalea (Rompiendo las Paredes Pronto los Luchadores a la Calle)', que sustituyó en 2002 al subaparato de 'makos' y que se encargaría de gestionar todas las actividades del 'colectivo de presos', incluida la defensa de etarras y dirigentes de la izquierda abertzale.