Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

García-Page ve "importante" paralizar la LOMCE antes de que empiece el nuevo curso

Emiliano García-PageEFE

El candidato socialista a la Presidencia de la Junta de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, cree que es "importante" paralizar "antes de que empiece el nuevo curso escolar" y tomar en cuenta los "problemas técnicos" que está acarreando la LOMCE "y que nos está trayendo de cabeza".

De este modo se ha pronunciado el aspirante a presidir el Gobierno castellano-manchego, en una entrevista en la SER, sobre si se sumará, en caso de ser presidente, al planteamiento de la consejera de Educación catalana, Irene Rigau, que ha pedido una Conferencia Sectorial para pedir al Gobierno de Mariano Rajoy que paralice al LOMCE.
Y es que García-Page, más allá de querer revisar esos "problemas técnicos" a corto plazo, se ha mostrado convencido de que también se van a solucionar "los problemas de fondo" que ha provocado esta norma "porque el Gobierno de España va a cambiar a la vuelta de unos meses".
El líder socialista ha dicho que la paralización de la LOMCE es algo que se ha planteado en Castilla-La Mancha, porque es la norma "que más consenso en contra ha cosechado en toda España, un récord verdaderamente tremendo".
Ha recordado el líder socialista que con el PSOE en el Gobierno central, y con Ángel Gabilondo al frente del Ministerio de Educación, "se estuvo a un minuto de firmar un acuerdo con las principales fuerzas políticas y solo por el interés tremendo de Cospedal, en nombre del PP, se rompió ese acuerdo para no dar un balón de oxígeno en educación ni más ni menos que a Zapatero", ha lamentado.
Después, ha proseguido recordado, el "PP prometió en campaña no modificar la norma educativa sin consenso. No solo no lo hizo, si no que no lo intentó y hubo un consenso rotundo contra esta normativa de toda la comunidad educativa, incluso de sectores muy conservadores".