Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Así pretende beneficiar la nueva ley hipotecaria a los consumidores

El Gobierno pide más transparencia y seguridad a la hora de contratar un nuevo crédito hipotecario. Así lo refleja en la nueva Ley Hipotecaria, un proyecto que ya está listo para ser estudiado por el consejo de Estado. Entre las novedades, los bancos podrán vincular una hipoteca a otros productos financieros como los fondos de pensiones, seguros del hogar o tarjetas de crédito y se endurecen las condiciones para los desahucios, en los que se elevan de tres a nueve meses el plazo para que la entidad pueda iniciarlo. Además, la nueva normativa cambia la forma en la que el consumidor recibirá información sobre su hipoteca y el papel de los notarios en este proceso que estarán obligados a levantar un acta con los clientes en el que se acredite que han comprendido toda la información. En condiciones normales la ley debería entrar en vigor en la primera parte de 2018.