Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

España se plantea pedir un "rescate virtual" para activar las compras de bonos del BCE

El Gobierno estudia presentar una petición de ayuda para abrir una línea de crédito "virtual" procedente de los mecanismos de rescate europeos cuya finalidad última sería activar el programa de compra de deuda soberana del Banco Central Europeo, según explicaron fuentes gubernamentales a los diarios 'Financial Times' y 'The Wall Street Journal'.

Los dos diarios señalan que la fórmula que maneja Madrid consistiría en solicitar una línea de crédito para tener acceso en caso de necesidad a fondos del Mecanismo Europeo de Estabilidad (MEDE), aunque sin hacer efectivo el desembolso de dinero, con el fin de cumplir los requisitos fijados por el BCE para activar su programa de compra de bonos, una acción que las fuentes consultadas calificaron como "bomba atómica".
"Podría decirse que se trata de una línea de crédito virtual", señala un funcionario español citado por 'The Wall Street Journal', que recoge las expectativas del Gobierno español de que con la intervención del BCE España lograría una significativa rebaja de sus costes de financiación hasta niveles manejables.
En este sentido, un funcionario del Gobierno citado por 'Financial Times' explica que "la línea de crédito no es fundamental, sino circunstancial", ya que la clave son las condiciones del memorándum de entendimiento que debería firmar España y que debería ser ratificado por el Parlamento alemán, aunque Madrid confía en que no supondría la exigencia de reformas adicionales.
De este modo, el Gobierno español considera que con la activación del programa de compras del BCE "podría incluso no ser necesario que el BCE tenga que comprar bono alguno", destacando que, este tipo de solicitud de ayuda sería "completamente diferente" a los rescate de Grecia, Irlanda o Portugal, ya que no supondría la exclusión de España de los mercados de capitales.
No obstante, los dos principales diarios económicos anglosajones coinciden en señalar la importancia del 'timing' de esta petición de rescate por parte de España con el fin de evitar el contagio a Italia.