Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Los activos se transferirán al 'banco malo' con un descuento medio del 63%

Presentación de la Sociedad de Gestión de Activos procedentes de la Reetructuración Bancaria (SAREB)EFE

Los activos inmobiliarios se transferirán al 'banco malo' con un descuento medio del 63% sobre el valor bruto en libros, según ha señalado el subgobernador del Banco de España y presidente del Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB), Fernando Restoy, en una rueda de prensa.

Por tipo de activos, el descuento será del 79,5% para el suelo, del 63,2% para las promociones en curso y del 54,2% para las viviendas terminadas.
En el caso de los préstamos a promotores, el descuento medio será del 45,6%, incluyendo recortes del 32,4% para proyectos ya terminados y del 53,6% para créditos destinados a financiar suelo urbano.
La rentabilidad sobre el capital prevista para el conjunto del proyecto en un escenario conservador se estima en torno del 14-15% a lo largo de los 15 años, compatible con resultados "modestos" en los primeros años. "Hablamos de unos precios de transferencia que son conservadores y que permitirán apuntalar la rentabilidad del Sareb", ha explicado Restoy.
Asimismo, ha indicado que el efecto neto de la transmisión de activos será "positivo" para las entidades cedentes, ya que supone un ahorro en las necesidades de capital que podría estar en torno a los 5.000 ó 6.000 millones de euros. "El Sareb va a reducir la factura para el contribuyente", ha dicho.
También ha querido dejar claro que el precio al que se transferirán los activos a la Sociedad "no es una referencia adecuada y apropiada" para la valoración de aquellos activos de entidades que no necesitan llevar sus fondos al llamado 'banco malo'.
Volumen de activos a transferir
El volumen de activos a transferir, se estima en 45.000 millones de euros, si bien la cantidad aumentará en cerca de 15.000 millones tras la incorporación de los activos de las entidades del grupo 2 -- bancos que requerirán de recapitalización con apoyo público--, aunque en ningún caso superará los 90.000 millones de euros.
De esos 45.000 millones de euros, dos terceras partes corresponden a préstamos y una tercera parte equivale a activos adjudicados, según ha detallado el director general del FROB, Antonio Carrascosa, quien ha asegurado que el Sareb tendrá 13.000 millones en metros cuadrados en suelo. "El suelo representa el 40% de los bienes adjudicados", ha indicado.
Restoy también ha apuntado que la Sareb contará con un total de 89.000 viviendas terminadas que procederán de las entidades del grupo 1. A ellas se sumarán en un futuro las que se obtengan del análisis de los componentes del grupo 2.
Los máximos directivos del FROB han dejado claro que en estos momentos, la Sareb no incorpora la transferencia de más activos de los que ya están señalados, por lo que no está previsto que se incluyan hipotecas minoristas y créditos a pymes, por ejemplo.
"Es importante que la Sareb posea y tenga una estructura que puede ser gestionada eficientemente. Los activos problemáticos son los que son y los créditos o las hipotecas están lejos de ser considerados activos problemáticos", ha manifestado Restoy.
Por volumen de activos, BFA-Bankia transferirá 20.000 millones de euros en préstamos y 4.800 millones en activos; CatalunyaBank 6.300 millones de euros en préstamos y 3.000 en adjudicados; Novagalicia Banco 600 en préstamos y 1.200 millones en adjudicados; y Banco de Valencia transferirá 2.300 millones en préstamos y unos 500 en adjudicados, todo ello una vez se haya aplicado el "recorte de precios". "En total, serían unos 44.000 millones de euros", han apuntado.
Modo de financiación
Para financiarse, la sociedad contará con deuda senior avalada por el Estado que emitirá la Sareb como contrapartida por los activos recibidos por los bancos y con deuda subordinada y capital ordinario suscritos por inversores privados y por el FROB.
Restoy ha señalado que los precios a los que se venderán los activos no están establecidos, pues dependerán de la oferta y la demanda y de las condiciones de mercado y ha agregado que "lo lógico" es que la actividad de venta en los primeros años sea "menos intensa" de lo que va a ser en el medio plazo.
Sobre la forma de venta, el director general del FROB, Antonio Carrascosa, ha precisado que no se puede descartar ninguna iniciativa, aunque ha afirmado que "no se van a abrir oficinas en la calle para atender a minoristas".
"No hay que prejuzgar el método de comercialización que se va a establecer para la sociedad. Va a haber acuerdos con las entidades que han transferido activos, con los de promoción inmobiliaria, pero no hay que predeterminar el método", ha añadido.
Los responsables del FROB han matizado que a día de hoy están en conversaciones con las entidades que podrían llegar a ser accionistas potenciales del Sareb pero que, de momento, sólo les han presentado "las mimbres" para que "se vayan haciendo su composición de lugar" y en función de eso poder decidir.
Estructura del 'Banco malo'
El llamado 'banco malo' contará con un consejo de administración que tendrá un mínimo de 5 miembros y un máximo de 15 y al menos una tercera parte de independientes; con un comité de auditoría y comité de retribuciones y nombramientos, en su mayoría independientes, y con comités de dirección, de riesgo, de inversiones, de activos y de pasivos.
Adicionalmente tendrá una comisión de seguimiento que será ajena a la estructura del Sareb y que estará compuesta por el Ministerio de Economía, el de hacienda, el banco de España y la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).