Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Alfonso Rus, posible nuevo nombre en la corrupción valenciana

La conversación de Alfonso Rus, el presidente de la Diputación de Valencia y hasta ayer miembro del Partido Popular, contando dinero de presuntas comisiones es la causa de su suspensión de militancia en el PP. Según Rita Barberá, alcaldesa de Valencia, "las conversaciones producen bochorno". Estas y otras diez horas de grabación fueron entregadas por IU a la Fiscalía. Según los denunciantes, acreditarían una nutrida red de mordidas liderada por Rus. Hablamos de Valencia, una Comunidad en la que hay más de un centenar de imputados por corrupción. Carlos Fabra, ex presidente de la Diputación de Castellón, entró en la cárcel el pasado diciembre, por no haber declarado 3,3 millones de euros cuyo origen no pudo justificar ni en sus cuentas ni en las de su entonces esposa. Juan Cotino, ex presidente de las Cortes Valencianas, presentó su renuncia tras descubrirse adjudicaciones de la Generalitat a la empresa de su familia.


Tendría presuntamente negocios con el empresario Enrique Ortiz. Supuestas adjudicación a dedo a esa misma persona por parte de Sonia Castedo en Alicante. Hemos visto en el banquillo de los acusados al ex presidente de Valencia. Sin pruebas suficientes, no se probó que, trajes de por medio, cometiera cohecho impropio. Al caso Gürtel, Blasco o al de la Fórmula 1, que salpican a la Comunidad Valenciana, se suma ahora el nombre de Alfonso Rus.