Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Las tabacaleras pagaban a científicos para negar los perjuicios del tabaco

Hoy en día, no hay dudas de que el tabaco genera una serie de perjuicios importantes para la salud, pero esto no siempre ha sido así. En 1977 se descubrió la “Operación Bershire”, mediante la que los responsables de las tabacaleras más importantes del mundo se reunieron en secreto para hacer un frente común y pagar a científicos para que los estudios negaran que el tabaco tuviese algo que ver con las enfermedades pulmonares o cardíacas. Luego les pidieron que minimizasen esos efectos y a continuación, que dijeran que tenía algunos beneficios.