Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

¿Qué hay detrás de los seísmos registrados en Castellón?

Desde hace unos años, en varios puntos de nuestro país, también se ha venido hablando de la supuesta relación existente entre la técnica del “fracking” (método de extracción de gas del subsuelo) y la producción de terremotos. Cuarto Milenio reabre el debate, ¿Qué está causando estos terremotos? ¿El hombre o la naturaleza?

En los últimos días, miles de personas se han manifestado en Castellón por los continuos seísmos registrados. Muchos señalan como posible culpable al Proyecto Castor, un almacén subterráneo de gas natural situado a 25 kilómetros de la costa. Por el momento, la actividad en dicha planta ha quedado paralizada.
¿El ser humano tiene tal control sobre el planeta que puede provocar terremotos?

El periodista Enrique de Vicente da su versión sobre el tema: “No creo que el ser humano tenga ningún control y ese es un problema grave. Si hubiera control, ese sería muy específico". Además añane que "el problema es que hay algo que se ha venido denunciando desde hace cuatro décadas por parte de parlamentarios, de activistas y de científicos de diferentes países, que existía la posibilidad técnica por diferentes vías de producir terremotos". El periodista concluye con una pregunta: "¿Podrían producirse de forma intencional?, la respuesta es sí”.
¿Deberían estar en ciertas partes de España con miedo a los terremotos?
El geólogo Luis Suárez responde esta pregunta alegando que Somos un país en el que hay una sismicidad moderada". Además explica los casos de seísmos que pueden darse: "En primer lugar hay que distinguir entre sismicidad natural y sismicidad inducida. Los geólogos conocemos la sismicidad inducida desde hace mucho tiempo y está relacionada con muchas actividades, como la inyección de residuos en profundidad, la fracturación hidráulica. Incluso hay un estudio que analiza 198 ejemplos de sismicidad inducida”.
¿Tienen algo que ver los terremotos de Castellón con el fracking?
Santiago Camacho, reportero del programa, arroja luz sobre esta cuestión tan controvertida: "La relación de los últimos hechos y el fracking sería muy lejana. Lo que sí que me llama mucho la atención es que se conozca ahora que la acción humana puede provocar terremotos. La acción humana viene produciendo terremotos desde hace muchísimos años (pantanos, petróleo, gas, minería tradicional…)". Santiago Camacho concluye con que esto "no es nuevo ni descabellado y sin caer en especulaciones, sí ha habido la tentación de proyectos que intentaban aprovechar esa acción militarmente".
¿Hay que tener miedo a la situación actual?
José Manuel Nieves, periodista, explica inquietudes sobre este tema: “Estamos enfrentados a dos intereses muy contrapuestos. Por un lado necesitamos energía porque cada vez se consume más, y las únicas formas de tener reservas de gas son hacer depósitos en superficie, que es peligroso, o hacerlos subterráneos". Además aclara que "al hacerlos subterráneos, estamos inyectando presión en antiguos huecos naturales, y si no se calculan bien esas presiones, depende de donde se haga, quizá pueda tener consecuencias más o menos graves”.