Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Las claves entre los trasplantes y el alma

Nuestro país es una potencia mundial en el ámbito de los trasplantes. La ciencia, los médicos y la bondad de otras personas lo han hecho posible. Pero existen algunos temas que siguen siendo vistos como un tabú moderno.

¿Memorial celular? ¿Recuerdos del alma? Existen hombres y mujeres, como es el caso de Cacharlotte Valandrey que ha provocado un enorme impacto en toda Europa con su historia, en el que aseguran que tienen recuerdos y sueños de la persona donante de su trasplante.
Hay personas que a través de un trasplante han salvado su vida, pero que a raíz del trasplante han sentido cosas extrañas, algunas intrigantes y otras positivas.
En Cuatro Milenio han tratado el tema de Charlotte Valandrey, una actriz francesa que fue sometida a un trasplante corazón. Al parecer dos años después del trasplante, la actriz empezó a tener el mismo sueño: Ella conducía un coche en una noche lluviosa y tenía un accidente. Charlotte asegura que en estos sueños ella no se sentía ella misma. Al cabo de un tiempo, la actriz conoció a un hombre y lo sueños desaparecieron. El problema vino cuando descubrió que ese hombre del que se había enamorado era marido de la donante de su corazón: “Conocí la memoria celular, descubrí que con soñaba con la señora que me había donado el corazón”, asegura Charlotte. La actriz descubrió que la donante había muerto en un accidente de coche en un una noche lluviosa, que era el sueño que había tenido desde su trasplante.

La periodista y escritora Clara Tahoces asegura que no es el único caso que conoce: “Me he encontrado con gente que sueña con el donante y que se despierta sabiendo el nombre del donante. Muchos sueñan con la muerte de personas que desconocen y que luego descubren que su donante murió de esa manera”. La periodista asegura que muchos trasplantados sufren cambios repentinos de gustos, de cultura… en definitiva de conducta.
Por su parte el Doctor Gaona ofrece otro dato al debate asegurando que en casi todo los casos se hace uso de los corticoides  que aumentan el deseo, el hambre, cambian el gusto por las comidas
Así el Doctor Cabrera asegura que no puede deberse a un trasplante porque “cuando amamos, odiamos, nos alegramos… no lo hacemos con el corazón, lo hacemos con el cerebro, y esto es una realidad objetiva”.
Pero, ¿dónde está la memoria? ¿Existe la memoria celular?
El debate en torno a dónde está la memoria es muy extenso. Hay médicos que creen que se puede producir realmente un trasplante de memoria al trasplantar otro órgano porque nadie sabe verdaderamente dónde está la memoria.
El Doctor Gaona ha hablado de la Doctora Candace Pert, de la Universidad ee Goeroge Town, quien asegura que “es probable que la memoria este distribuida a lo largo del organismo”. Según el Doctor, los Neuropetidos no sólo están en el cerebro sino también en el estomago y en el corazón. “ La memoria puede ser accedida desde cualquier punto donde estén neuropetidos, y por lo tanto podría ocurrir y transplantarse de una persona a otra”, asegura la Doctora Candace