Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Los poseídos de Santa Orosia en Aragón: El último reducto de salvación para el alma

En el norte de Aragón, entre Jaca y Yebra de basa, se encuentra la ermita de Santa Orosia, martirizada por los musulmanes, que le cortaron la cabeza. Es la santa a la que acudían los enfermos aquejados de posesiones del maligno. Los vecinos de Yebra aún recuerdan las procesiones que se sucedían con la intención de liberar a los endemoniados. La intercesión del cráneo de la santa, al parecer, daba paz al espíritu. Las procesiones se prohibieron a mitad del siglo pasado, pero la impresión de los testigos continúa años después.