Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Un extraño ser en el Monte Abantos

Varios testigos aseguran haber visto entre la maleza un extraño ser con aspecto de fauno.

Varios testigos aseguran haber visto un extraño ser en el Monte Abantos en El Escorial. Iker Jiménez se ha desplazado a este enigmático lugar para entrevistar a aquellos que aseguran que entre la maleza un extraño ser con aspecto de fauno les acechó llegando a pasar auténtico terror.
"Lo primero que se te pasa por la cabeza es irte, irte deprisa, el que no haga ningún movimiento hacia ti, miedo, mucho miedo, 1’95, extremadamente delgado, tenía forma humana, los ojos muy negros y la expresión de su cara era como de ira. Yo en la vida había visto algo así", asegura un testigo en el lugar de los hechos.
Este extraño suceso ocurrió el pasado 11 de octubre, casualmente la misma fecha en la que ocurrió el eco Ovni desde el Centro de Control de Barajas. El lugar de los hechos se encuentra elevado sobre el Monasterio del Escorial. Iker y su equipo buscan alguna pista, algún dato que confirme la extraña presencia descrita por los testigos.
La oscuridad hace muy difícil el rastreo de pistas pero al llegar la luz también llegan las sorpresas. En el punto exacto donde los testigos afirman que el 'ser' se lanzó por la ladera, Iker y su equipo, encuentran una huella, una marca solitaria y profunda que parece propio de un gran animal.
A pocos metros del lugar de los hechos, aunque los testigos lo desconozcan, nace otra leyenda que ya pertenece al mundo de los mitos populares: La vieja historia del Niño Pedrín.