Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El cierre de Iker: "En España nos vendemos mal; la primera Play Station europea es española"

No todas las noticias son malas o apocalípticas. También hay cosas maravillosas que merecen la pena recalcarse. Una eminencia científica española y su equipo ha recompuesto, como si fuera una pieza de lego, una cadena que tiene que ver con la ceguera. Esto ha ocurrido en España y este hombre ha hecho que unos ratones vuelvan a ver. Si ocurriera en Estados Unidos, Reino Unido, Alemania, hubiera tenido mucho más eco. Es increíble, una gran noticia. 
En España nos vendemos bastante mal. Hace poco, en una cena con personas importantes, me sacaron el tema de Altamira, una historia que yo siempre les cuento. El hallazgo y muerte de la primera cueva prehistórica con pinturas, del primer arte de la humanidad, del hombre que muere de pena hasta que los franceses, 20 años después,  se lo reconoce. Ante personas muy cultas y de gran nivel, nadie en la mesa conocía la historia. Igual que quien inventó la caperuza de buzo, que hizo la demostración en el Pisuerga, pero que aburría al rey. Somos únicos. O el primer traje de astronauta, de un militar llamado Emilio Herrera, venerado en Estados Unidos, ¿Han oído hablar de él? yo no. En el colegio no me lo habían enseñado.Tenemos que aprendernos tochos y el descubridor del arte histórico, no nos lo cuentan. Y el hombre al que la NASA venera, tampoco. Y el auténtico inventor del telescopio, o la profesora que inventó la primera tablet o 'ebook', tampoco. Incluso la primera 'play station' europea era española. En el año 74, unos creadores en Cataluña hacen la 'Overcall' y sigan la pista: en Japón eran admirados y en España de los años 70, borrados de la historia. Los españoles tenemos ese gen un poco goyesco de 'o todo o nada' y el sistema no nos apoya y encima nos olvida. ¿Qué tendremos que hacer para valorarnos?
Hasta dentro de siete días, amigos.