Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Españoles en campos de concentración nazis: los olvidados de nuestra historia

1940. Dos años antes de que el primer tren con judíos saliera hacia los campos de concentración nazis, lo hacían otros cargados con españoles.  El más conocido, por ser el más numeroso, el ‘convoy de los 927’. Republicanos, anarquistas exiliados en Francia, familias enteras. Partieron de la estación de Angulema pensando que volvían a España porque Franco les había perdonado. Pero entraron en un oscuro túnel tras atravesar media Europa. Su destino, el campo de concentración de Mauthausen. El que más deportados españoles tuvo, pero no el único. En todos ellos los españoles perdieron, abandonados por el régimen franquista su patria, su dignidad, su identidad. A base de golpes tuvieron que aprenderse su número en alemán. Setenta y cinco años después no lo han olvidado. De los 9. 000 españoles deportados, más de la mitad murieron por el trabajo agotador, la desnutrición, los malos tratos y las enfermedades. Gusen, un subcampo de Mauthausen fue el lugar donde más deportados españoles fallecieron, 3.959. El total  en todos los campos, ascendió, incluyendo a los desaparecidos, a 5.519.  Los supervivientes volvieron a nacer en 1945, cuando fueron liberados. De lo ocurrido en esos cinco años sin nombre fue testigo la cámara de Francisco Boix, el español que plasmó los horrores de Mauthausen. Fotos para no olvidar. Como no olvidan quienes lo vivieron. En homenaje a todos los que sufrieron el horror de los campos de concentración nazis.