Los desarrolladores de Quantum Break nos enseñan cómo es el juego por dentro