Alcanzamos la cima del Teide, a 3.718 metros de altura: "Es un viaje por encima de las nubes"