Adéntrate en la Selva de Irati, el lugar ideal de entrenamiento para los aizkolari