Piqué, cuatro semanas de baja, se pierde la vuelta de Champions y la final de Copa