Benajamín cuenta la famosa fiesta nocturna del Betis que disolvió Lopera