Tess, arrastrada por el espíritu de la niña